_PrincipalMinería

Lundin actualizó Josemaría: Enumeró lo que invirtió y lo que aún le falta para la construcción

La compañía canadiense informó que continúa reduciendo riesgos y avanzando en el proyecto sanjuanino a través de estudios de optimización y compensación que continuarán hasta 2024.

En ese sentido, trabajan en la evaluación de los impactos de la inflación y la devaluación de la moneda, el desarrollo de estudios de optimización para mejorar los planes de minería y producción, el rendimiento de la planta, el transporte de concentrados, la infraestructura, más perforaciones de agua, modelos y estudios, y el reinicio de perforación de exploración.

En un documento al que accedió Minería & Desarrollo, Lundin indicó que inició un programa hídrico en Josemaría para “confirmar e identificar las fuentes de agua, proporcionando datos para actualizar los modelos e incorporarlos a los permisos sectoriales”.

La perforación de exploración comenzó a finales de octubre en varios objetivos cerca del yacimiento. Los molinos y los accionamientos de molino sin engranajes comenzaron a llegar a Argentina en julio y están siendo trasladados a una instalación de almacenamiento en San Juan para su cuidado y mantenimiento. Las entregas continuarán durante el resto de 2023 y hasta el primer trimestre de 2024.

Inversiones y financiamiento

En el informe a sus accionistas y al que Minería & Desarrollo tuvo acceso, la compañía indicó que durante el tercer trimestre invirtió 37,7 millones de dólares, incluidas ganancias cambiarias y comerciales sobre deuda e inversiones de capital de 15 millones. Un número sensiblemente inferior al mismo periodo del año pasado, cuando invirtió $67,7 millones.

Los gastos de capital durante el trimestre actual fueron de 52,7 millones de dólares frente a los 43,3 millones de dólares del tercer trimestre de 2022. En lo que va del año, la Compañía gastó USD 178,8 millones en costos de desarrollo de proyecto.

La guía de capital anual de USD 350 millones para 2023 se mantiene sin cambios con respecto a lo informado anteriormente, cuando Lundin anunció que recortaría su inversión para este año prevista inicialmente en 400 millones de dólares.

Originalmente, la compañía planificó una inversión necesaria para la construcción de 3900 millones de dólares, luego la elevó a USD 4100 millones y se espera antes de fin de año conocer una nueva estimación mientras en formas paralelas continúa con las negociaciones para vender el 50% del proyecto, tal como lo viene declarando públicamente el propio Jack Lundin, quien asumirá a fines de diciembre como director ejecutivo.

Otras obras y negociaciones con el nuevo gobierno

La empresa también continúa trabajando en permisos con la revisión técnica del diseño del dique de colas, preparación del camino de acceso y Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) de línea eléctrica, así como permisos menores y EIA para mantenimiento de caminos.

También indicaron que ya comenzaron las conversaciones con Marcelo Orrego sobre los acuerdos de infraestructura para la financiación de compensación de regalías del camino de acceso y los costos de capital de la línea eléctrica. Se espera que estos acuerdos se firmen luego del cambio de gobierno provincial.

Además, el equipo del proyecto está realizando una serie de estudios para continuar eliminando riesgos del proyecto y agregando valor a Josemaría, así como avanzando en las actividades de preparación de financiamiento y ejecución. Algunos de estos estudios culminarán durante el cuarto trimestre de 2023 y el resto se realizará en 2024 y cubrirá la optimización de la mina, el aumento del rendimiento de la planta, la revisión de la infraestructura de envío de concentrados, la actualización del plan de ejecución y las estrategias comerciales.

Minería & Desarrollo.

Deja una respuesta