Economía

Estiman que los precios del cobre y el litio se recuperarán el próximo año

La banca de inversión se encuentra en plena temporada de proyecciones para 2024 y esta vez fue el turno de Bank of America (BofA), que hizo una serie de estimaciones sobre commodities.

En el caso del cobre, el banco estadounidense proyectó que en 2024 se ubicará en US$ 3,91 la libra. “Si bien ajustamos a la baja el precio del cobre al valor de mercado, se trata de un ingrediente esencial de la transición energética y anticipamos mercados en general ajustados en 2024”, sostuvo BofA.

“Es posible que los precios enfrenten vientos en contra a principios del próximo año debido a desafíos macroeconómicos persistentes en los mercados desarrollados, antes de repuntar en la segunda mitad, cuando la actividad económica global pueda ser más fuerte”, apuntó el banco.

En cuanto a precios, BofA proyectó que el cobre se transará a US$ 3,91 la libra (actualmente está en USS3,8) y a USS 8.625 por tonelada en 2024. Mientras que en 2025 estimó que aumentará a USS 4,76 la libra y USS 10.500 por tonelada.

Excesos de suministro

En el caso del litio, el banco proyectó que “si bien el mercado sigue creciendo de manera exponencial, los equilibrios del mercado cambian drásticamente entre excedentes y déficits”.

“Esperamos excesos de suministro en 2023 y 2024. Un escenario más débil ya se refleja en los precios, con un fuerte descenso en el precio del espodumeno (suministro minero) y el carbonato e hidróxido (productos químicos derivados)”, añadió.

Sin embargo, el banco estadounidense espera que la transición energética impulse a los commodities mineros, como el litio.

Por ello, proyectaron un alza en el carbonato de litio hasta US$ 16.500 por tonelada en 2024 y USS 21.875 por tonelada en 2025.

Mientras que para el hidróxido de litio, anticipó un precio de US$ 18.000 por tonelada en 2024 y de USS 23.375 por tonelada en 2025. Actualmente, el carbonato de litio opera a USS 13.585 por tonelada y el hidróxido en US$ 16.992 por tonelada.

Riesgos geopolíticos

Según BofA, el crecimiento de la demanda mundial de petróleo debería ralentizarse el próximo año, en línea con la moderación a un 2,8% del PIB mundial en 2023.

Por ello, ven tres opciones de venta “suaves” para los precios del Brent.

“La OPEP+ lleva recortando la oferta desde 2022 y es probable que siga en 2024. En segundo lugar, la Casa Blanca dijo que empezaría a rellenar la reserva estratégica de petróleo a USS 72 el barril de WTI.  En tercer término, el costoso carbón chino ha elevado el precio mundial de la energía”, prevén.

Además, ve eventuales riesgos geopolíticos al alza para los precios del petróleo, como “las tensiones en Medio Oriente, la aplicación de sanciones estadounidenses y los posibles recortes de tasas de la Fed en 2024”.

Así, BofA proyectó que el Brent alcanzará una media de USS 90 por barril y el WTI de USS 86 en 2024. barril y el WTI de USS 86 en 2024.

Minería & Desarrollo con información de Diario Financiero.

Deja una respuesta