Minería

Empresa finlandesa operará la central eléctrica de la mina de litio Centenario Ratones en Salta

Centenario Ratones en Salta.

El grupo tecnológico Wärtsilä firmó un acuerdo con la francesa Eramet para operar la central eléctrica que suministrará electricidad a la mina de litio Centenario Ratones, que comenzará a producir a mitad de año.

El acuerdo de Operación y Mantenimiento fue cerrado por tres años, pero con opción de prórroga por dos años más.

Está previsto que Eramine Sudamérica, filial de Eramet, comience la producción en 2024, y la primera tonelada de carbonato de litio se espera para el mismo año. Se espera que la capacidad nominal proyectada de 24.000 toneladas anuales se alcance para 2025.

La central eléctrica es de nueva construcción y tiene una capacidad de 28 MW con cuatro motores Wärtsilä 34SG que funcionan con gas natural. Se utilizarán tres motores para entregar 20 MW de potencia a la mina, con un motor en modo de espera. La ubicación remota de la mina significa que no hay conexión a la red y la instalación depende de la planta de energía para suministrar toda su electricidad. Por lo tanto, la confiabilidad operativa es esencial para mantener los programas de producción, que estarán respaldados por las garantías de desempeño y los centros de experiencia de Wärtsilä cubiertos por el acuerdo.

“No podemos operar sin energía, por lo que tiene sentido para nosotros que los expertos en operación y mantenimiento operen y mantengan la planta. Esto garantiza la confiabilidad y el rendimiento continuos de la planta, mientras podemos concentrarnos en el negocio de extracción de litio”, dice Leonardo Guevara, director de Cadena de Suministro de Eramine Sudamerica.

“Wärtsilä tiene una amplia experiencia en acuerdos de operación y mantenimiento para brindar tranquilidad a los clientes de todo el mundo. Garantizamos la disponibilidad continua de la central eléctrica y la respaldamos con garantías de rendimiento. Proporcionamos a Eramine una alta disponibilidad de energía para garantizar una producción minera continua durante todo el año”, comenta Jorge Alcaide, director de Negocios de Energía, AMER, Región Sur de Wärtsilä Energy.

La mina está situada aproximadamente a 3.800 metros sobre el nivel del mar y tiene un clima árido. Además, el lugar está sujeto a fuertes rachas de viento y bajas temperaturas que pueden alcanzar los -18ºC. Los motores Wärtsilä 34SG están diseñados para soportar estas exigentes condiciones de funcionamiento sin impacto negativo en la eficiencia o la producción de potencia, y también exigen un consumo mínimo de agua. También ofrecen una capacidad única de arranque rápido, que permitirá una respuesta rápida a las fluctuaciones inherentes a la generación renovable, en caso de que el cliente agregue energía solar.

Deja una respuesta