Minería

En Chile quieren convertir relaves de cobre en materiales de construcción

Investigadores de la Pontificia Universidad Católica de Chile están trabajando en un proyecto llamado Relaves a Materiales de Construcción (T2CM), que tiene como objetivo transformar los relaves de cobre en geopolímeros y materiales cementantes de alta calidad para la construcción.

La propuesta es parte del Desafío de Relaves de BHP y está respaldada por DITUC, un centro de investigación; Melon, una empresa líder de cemento; Eral, una empresa de ingeniería; el Instituto de Geopolímeros de París; y Noracid, un fabricante de ácido sulfúrico.

El objetivo de T2CM es transformar todos los relaves producidos en una operación determinada en componentes utilizables para edificios mediante el empleo de un enfoque que fusiona procesos de limpieza / extracción para recuperar Cu / Mo y ácido sulfúrico con procesos de conversión / reciclaje.

Además de limitar la acumulación de relaves en el medio ambiente, el proceso reduce drásticamente la casi una tonelada de CO2 que se libera a la atmósfera por tonelada de cemento producido bajo mecanismos convencionales.

La nueva técnica implica el transporte de relaves frescos a una instalación de tratamiento cercana o en el sitio, trituración fina y clasificación del tamaño de partícula de los relaves para la activación superficial y la producción temprana de arena y material puzolánico, así como la flotación de sulfuro más áspero para obtener un material desulfurado y un concentrado polimetálico de azufre.

El material enriquecido con azufre se separa luego en sulfuro de cobre y fracción de pirita por flotación, y el concentrado enriquecido con pirita pasa a un paso de tostado para eliminar el azufre y producir H2SO4. Finalmente, el material desulfurado de óxido de hierro se utiliza para desarrollar materiales de construcción.

Dichos materiales de construcción a base de relaves se convierten luego en materiales no tratados, que pueden usarse como rellenos; agregaciones geopoliméricas de materiales no tratados; agregaciones geopoliméricas de materiales tratados para materiales de alto rendimiento; materiales cementosos a base de relaves y materiales biocementados.

Los relaves utilizados para probar el proceso fueron recuperados de ocho sitios ubicados cerca de las ciudades de Copiapó, Salamanca y Til Til.

En lo que respecta a la fabricación de materiales cementosos, se optimizaron el tiempo y la temperatura de molienda para que se pudieran obtener residuos sólidos cuya microestructura y tamaño permitieron la sustitución del 40% del cemento por relaves.

Según el líder del proyecto, Mauricio López, el uso de relaves para producir cemento no es una idea nueva. Sin embargo, los proponentes anteriores utilizaron relaves sin tratar y pudieron reemplazar solo el 15% del cemento en los materiales de construcción.

Minería & Desarrollo con información de Mining.Com

Deja una respuesta