AguaLatinoamericaMinería

Dos empresas mineras se pelean por el impacto ambiental de sus actividades en las aguas y en el salar de Atacama

Albemarle Corp, el mayor productor de litio del mundo, ha acusado a su principal rival, la minera chilena SQM, y a los reguladores locales de buscar mantener en secreto un codiciado informe sobre el impacto ambiental de la minería de litio en el Salar de Atacama de Chile, según un documento presentado por su abogados.

El regulador chileno Corfo, que supervisa la extracción de litio en Atacama, negó en agosto una solicitud de Albemarle para revisar el tan esperado informe, según documentos obtenidos por Reuters en virtud de la Ley de Transparencia de Chile.

En las presentaciones, Corfo le dijo a Albemarle que no podía proporcionar el informe porque aún estaba bajo revisión y contenía información comercial confidencial.

El informe, que permanece en secreto, tiene como objetivo acabar con la incertidumbre sobre la sostenibilidad de la actividad minera que durante mucho tiempo ha ensombrecido el sensible salar, hogar de una cuarta parte de la producción actual de litio del mundo, pero también comunidades indígenas protegidas.

Abogado de Albemarle

Tanto SQM como Albemarle, los únicos dos mineros de litio en el lugar, contribuyeron al informe. Pero mientras que el contrato de SQM con Corfo le permite revisar los borradores de trabajo de los estudios encargados por la agencia y relacionados con el agua en el Salar, el contrato de Albemarle no incluye esta cláusula.

SQM se opuso a la publicación del estudio, según muestran los archivos, argumentando que los datos que contenía eran “sensibles y confidenciales”.

Albemarle criticó la decisión de Corfo en una apelación presentada en agosto ante el Consejo de Transparencia de Chile y vista por Reuters, calificando el estudio y su contenido como público desde hace mucho tiempo.

“Su único objetivo es ocultar información que de ninguna manera es secreta”, dijo el abogado de Albemarle en la presentación, y agregó que el estudio en cuestión era “muy relevante” para comprender los efectos ambientales de la minería en el lugar.

Dijo que la única razón por la que los contenidos podrían ser sensibles era si “revelaban incumplimiento o acciones que van en contra de las regulaciones” y dijo que el derecho exclusivo de SQM a revisar el estudio era injusto y colocaba a su principal competidor en una “posición de privilegio”.

Corfo se negó a comentar sobre la disputa.

SQM no comentó directamente sobre las acusaciones de Albemarle cuando fue contactado por Reuters. La minera chilena dijo en un comunicado que Corfo había “contratado de forma independiente a especialistas de primer nivel” para el estudio del agua.

SQM agregó que se había adherido a los términos de su contrato con Corfo y entregó a la agencia toda la información solicitada por los reguladores.

El estudio y el estado real del suministro de agua del Salar ha sido durante mucho tiempo una obsesión de los observadores de la industria del litio debido a la enorme importancia del área para satisfacer la creciente demanda mundial del metal blanco.

El litio es vital para las baterías que alimentan los teléfonos móviles y los vehículos eléctricos.

Legisladores, académicos, ambientalistas, comunidades locales, el fabricante de automóviles alemán Volkswagen y, más recientemente, un tribunal ambiental chileno, han enfatizado la importancia del estudio para ayudar a disipar las preguntas persistentes sobre el impacto de la minería de litio en Chile.

Corfo dijo en las presentaciones que el estudio revisado se completará en febrero de 2021. La agencia no dijo si el documento podría hacerse público o cuándo.

Reuters/Mining.Com/Minería & Desarrollo

Deja una respuesta