Minería

Calculan que el precio del oro podría subir a 2.700 dólares

El oro se mantiene cerca de un máximo histórico, mientras los crecientes riesgos geopolíticos continúan ofreciendo apoyo incluso cuando la Reserva Federal señaló un posible retraso en sus recortes de tasas de interés.

El oro al contado subió un 0,1% a 2.387,12 dólares la onza a las 9:12 am EDT, aproximadamente 50 dólares menos que su máximo histórico de la semana pasada. Los futuros del oro estadounidense cayeron un 0,2% a 2.402,50 dólares la onza en Nueva York.

El oro cerró con pocos cambios el martes después de que el presidente de la Fed, Powell, se abstuviera de proporcionar orientación sobre cuándo podrían comenzar los recortes de tipos, diciendo en cambio que la política monetaria debe ser restrictiva durante más tiempo.

Sus comentarios provocaron que los rendimientos de los bonos del Tesoro y el dólar se dispararan, y otro colapso en las expectativas implícitas en el mercado sobre los recortes de tasas de la Fed este año. Tradicionalmente, esto sería negativo para el oro, que no rinde intereses, pero el metal sigue en una tendencia alcista que ha sorprendido a algunos observadores.

“El metal precioso está muy sobrecomprado desde una perspectiva técnica… pero los alcistas están sacando fuerza de la incertidumbre general en los mercados con la geopolítica eclipsando los datos y las expectativas de política monetaria”, explicó el analista senior de investigación de FXTM, Lukman Otunuga.

Los lingotes han ganado alrededor de un 16% en lo que va del año y más de 500 dólares desde el 7 de octubre, siendo el conflicto de Oriente Medio el punto de inflexión.

En una nota de Reuters, Otunuga sugirió que si bien el oro se ha mantenido en gran medida sin correlación con el dólar estadounidense y los rendimientos de los bonos del Tesoro en la tendencia actual, aún puede mostrar respuestas a corto plazo a los movimientos en ambos.

También ofrecen un apoyo duradero al repunte del oro las sólidas compras por parte de los bancos centrales y el aumento de la demanda de los consumidores chinos.

Dado que estos factores no tradicionales respaldan al oro, Goldman Sachs elevó esta semana su perspectiva de precios a 2.700 dólares la onza, destacando la estabilidad del metal tras los últimos datos de inflación de Estados Unidos.

M&D con información de Mining.com

Deja una respuesta