Minería

En Barrick, McEwen y Lundin tienen la misma mirada para reclamar por un nuevo marco tributario de la minería.

Esta vez fue el CEO de Barrick, Mark Bristow el que se quejó por las imposiciones tributarias de la Argentina. Sin muchas vueltas dijo que el gobierno nacional está “estrangulando la gallina de los huevos de oro” en una entrevista que concedió al Diario de Cuyo de San Juan.

Para algunos sectores en el gobierno nacional que este tipo de empresarios se quejen de los impuestos que sus empresas deben pagar, puede marcar el camino a seguir, pero si vemos lo que pasa con toda la economía Argentina y cualquiera de las cadenas de valor, es fácil razonar que las cosas se están haciendo a contramano de la racionalidad y que los impactos de estas políticas se dan en las provincias y en las comunidades que pierden oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Mark Bristow, director ejecutivo de Barrick, llegó a poner en duda que Veladero se extienda por 10 años más con este cuadro impositivo y encendió las alarmas de en todos sus proveedores y empleados.

Bristow se quejó de las trabas a la importación y de la complejidad que tiene el país para conseguir dólares, entre otras. En sentido contrario, al igual que Rob McEwen y Alfredo Vitaller elogió al gobernador Sergio Uñac y su gestión en la provincia.

“El principal reto es que San Juan no es un país y al momento nosotros estamos gestionando varios desafíos que van más allá de la influencia del Gobierno de San Juan. En este momento, Chile es un desafío muy real; los cambios allí ponen en riesgo toda la industria minera y Perú es caótico. Nosotros operamos en Chile, operamos en Perú y operamos en Argentina. Argentina se está poniendo difícil por la crisis del peso, la crisis financiera”, puntualizó.

“Cuando usted dialoga con el Presidente del Banco Central, él comenta que se necesitan inversiones extranjeras, se necesita dólares. Argentina tiene una oportunidad enorme, cuenta con las tres industrias principales que los generan. Es un país muy rico en términos de agricultura, turismo y minería. Estas son tres industrias primarias en cualquier economía, y este país cuenta con todas. Lo único que necesita es desarrollarlas de la forma correcta. Los inversores extranjeros tienen que sentirse bienvenidos. El dinero, la inversión, es muy tímido, cuando lo asustan se va”.

Bristow enumeró cada uno de los problemas que tiene Veladero y cuya solución es resorte exclusivo de las autoridades nacionales: “Nuestros costos de mano de obra se está incrementando porque la inflación excede el tipo de cambio. Los costos por salarios se han incrementado inmensamente y los trabajadores no están recibiendo más dinero. Ese es nuestro mayor problema junto al combustible. Justamente sobre el combustible. Tenemos un gran proyecto, instalamos una línea de alta tensión desde Chile para reducir los costos de forma significativa, pero la burocracia nos impide obtener los permisos. Esa es la tragedia”, resaltó.

Bristow propone una unión empresaria para marcarle el camino al gobierno nacional. “Creo que si la Cámara Minera y las otras cámaras de las industrias exportadoras junto a los sectores de la agricultura se uniesen y el Gobierno se sentara a discutir con los representantes de las tres industrias primarias, encontraríamos la solución en un minuto”.

Para Bristow Veladero hizo un gran esfuerzo para pasar de compras locales de 9 millones a 19 millones de dólares. “Hoy tenemos más de 80 contratistas locales. Luego está la provincia, la región, San Juan, donde hemos gastado 173 millones de dólares en los últimos 12 meses entre 307 contratistas. Cuando hablamos de servicios, nos comprometimos con el Gobernador asegurando que daríamos preferencia a San Juan”, aunque no dio detalles del presupuesto total de la mina.

“En este momento hay crisis en Chile y en Perú. Algunos países de la parte norte de Sudamérica nos están invitando, nos dicen “Barrick, vengan e inviertan en nuestros países”, y estos países no tienen gran tradición minera. Argentina sí es un país con una gran industria minería con presencia de las más grandes empresas: BHP, Newmont, Barrick, están todas. Argentina debería aprovechar esta oportunidad de crisis en los países vecinos para competir y atraer la gente a este país. En cambio, está creando una situación menos atractiva, no más atractiva”, concluyó.

Azules y Josemaría

Las declaraciones de Bristow están en línea con las que diera Rob McEwen, presidente y principal accionista de la empresa McEwen Mining, subsidiaria, McEwen Copper, propietaria del proyecto de cobre Los Azules, y las que hiciera el gerente general de Josemaría, Alfredo Vitaller: quien fue el primero que reclamó que se firme entre su empresa y la Nación un compromiso escrito en el que el Gobierno nacional se comprometa a no cambiar las reglas de juego en el futuro, como un condicionante para avanzar con la puesta en marcha del proyecto.

Deja una respuesta