Minería

Jaime Álvarez asumió como nuevo ministro de Energía y Minería de Santa Cruz

El nuevo gobierno de la provincia patagónica creó el ministerio para enfrentar importantes desafíos en materia minera y energética. “Esto de juntar áreas técnicas y administrativas, permite generar más recursos, ahorrar recursos y a su vez se van a potenciar”, declaró tras asumir el flamante ministro.

En cuanto a los objetivos dentro del sector minero, declaró: “Tenemos que trabajar fuertemente en este contexto de país y ver la posibilidad de tener mayor exploración y que los recursos auríferos puedan ser explotados. De esta manera, se generaría mano de obra santacruceña sino también la provisión de insumos y la prestación de servicios”.

“Apuntalar la capacitación de nuestros jóvenes y adultos para ocupar los diferentes lugares que la explotación de nuestros recursos naturales y el valor agregado de estos recursos requiere”, afirmó.

Asimismo, dejó en claro una de las premisas de su gestión: “Queremos potenciar a las pequeñas y medianas empresas que trabajan en los diferentes sectores”.

Por otro lado, marcó la importancia de las energías renovables o no convencionales afirmando que “es el futuro de la provincia de Santa Cruz”.

Al respecto de lo que se viene en los próximos años, dijo: “El trabajo por delante es muy complejo en un año complicado. El sector tradicional de hidrocarburos del flanco norte viene decayendo hace dos décadas y hay que trabajar muy fuerte para mantener la actividad económica en yacimientos maduros y convencionales”.

“Tenemos la posibilidad en la zona sudoeste de la provincia de contar con nuestra Vaca Muerta, Palermo Aike, y lo que es una esperanza para los santacruceños en la generación de petróleo y gas no convencional”, resaltó.

También, agregó: “Hay que atraer inversores para poder trabajar fuertemente el lugar porque es sustancial al presente y a las futuras generaciones. El gas que genere Palermo Aike, tenemos la responsabilidad de transformar o industrializar en fertilizantes como nitrato de amonio y urea y en gas natural licuado, que es el gran combustible hidrocarburo de transición”.

En la continuación de su discurso, se refirió a la importancia de las represas sobre el río Santa Cruz: “Aquellos electrones producidos por las represas del río Santa Cruz que falta terminar y hay que avanzar rápidamente con el gobierno nacional y la República Popular China, tienen que ser transformados en aluminio y ser aeroportados a través de nuestros puertos al mundo”.

“La vasta meseta central con los mejores vientos del mundo también tienen que multiplicarse los parques eólicos y esos electrones deben transformarse en hidrogeno verde que el mundo estará demandando en las próximas décadas”, manifestó.

Deja una respuesta