Economía

Las nuevas medidas económicas impactan negativamente en la actividad minera

Los equipos técnicos de impuestos y de comercio exterior de las empresas mineras están a full estudiando el impacto de las nuevas medidas económicas dispuestas por el ministro de Economía de la Nación Sergio Massa.

En todos esos equipos reina la incertidumbre, aunque en la mayoría de los casos se cree que el nuevo paquete empuja a la parálisis económica de toda la Argentina y la minería no tendría una consecuencia diferente.

El principal impacto es que cuando la empresa minera exporta, el Banco Central le paga las exportaciones a dólar oficial menos las retenciones ($269-8% aproximadamente = 247,5) y cuando debe importar paga al dólar oficial más el 7,5% – si se trata de bienes- o 25% – si son servicios.

Además, cuando la compañía paga a los proveedores locales lo hace con ajustes por inflación, que suele estar por encima de la tasa de devaluación.

Es decir que siempre van a pérdida en la relación de cambio. Esto sumado a que lo que se paga a nivel local, que tiene ajustes mayores a la devaluación del oficial.

En las consultas que pudo realizar Minería & Desarrollo a varios de los representantes de esos equipos, por más que la Minería sea uno de los sectores que mayor exporta en la Argentina, con la actual política económica, las empresas se ven castigadas también por el ingreso obligatorio de piezas o equipos importados que no existen en el país y que desde hoy pasan a tener una fuerte carga impositiva extra.

Un hilo conductor en esas consideraciones era que las nuevas medidas están lejos de potenciar la actividad que no se recupera por la imposición de un esquema tributario que es antinatural para el desarrollo minero.

“Con estas medidas, por ejemplo, los exportadores se verán perjudicados ya que les aumentarán el precio de las importaciones, pero no así las ventas al exterior, lo que achica aún más los márgenes de rentabilidad en un contexto de caída de la actividad”, dijo una de nuestras fuentes.

Los CEOS mineros se encuentran muy complicados a la hora de tomar decisiones en el corto plazo en la Argentina: deben hacer frente a los planteos de sus casas matrices, los accionistas en medio de una ensalada de tipos de cambio: dólar oficial, dólar servicios, dólar flete, dólar medicamentos, dólar regional, dólar vino, etc.

Las medidas

El gobierno nacional anunció el domingo por la noche una serie de medidas que aseguran tiene por objetivo mejorar el tipo de cambio para los exportadores con el fin de incentivar las exportaciones que le permitan sumar dólares a las reservas y encarecer las importaciones para desincentivar la compra de divisas y mejorar la recaudación fiscal.

Se estima que con esta mejora del tipo de cambio para el maíz y economías regionales que llega a los $340 e implica una mejora del 26,2% respecto al dólar mayorista y una devaluación sectorial de 21%, se liquidarán en exportaciones por US$ 2.000 millones.

En tanto, se encarece el dólar ahorro que compraban mensualmente unas 900 mil personas. Lo hacían en un promedio de US$ 150 cada una. Y lo compraban a $ 426,56. Ahora será igual al dólar tarjeta de $452,41. Sigue el dólar Qatar, de $560, para consumos superiores a US$ 300 mensuales.

Además, se generaliza el Impuesto PAIS al 25% para todos los servicios, excepto: fletes, que se le aplicara la alícuota del 7,5%; Salud y Educación, exentos por artículo 36 de la Ley 27.541; y Recitales, que ya paga el 30%.

También se generaliza el impuesto País al 7,5% para todos los bienes, excepto: Medicamentos y material para combatir el fuego, exentos por artículo 36 de la Ley 27.541; Suntuarios, que ya pagan el 30%; Combustibles, lubricantes, bienes vinculados a la generación de energía, así como insumos y bienes intermedios vinculados a la canasta básica alimentaria, seguirán sin pagar el Impuesto País.

Deja una respuesta