Economía

La minería tiene que comenzar a capacitar a los profesionales que necesita

Por Sergio Goldemberg*

Uno de los cuellos de botellas más importantes en todas las operaciones mineras sigue siendo la formación personal. A pesar de que esta es una afirmación que todo el mundo conoce en el mundo minero, no existe una política decidida y sobre todo permanente de todos los actores que integran la cadena de valor de la actividad.

Todo queda supeditado a las acciones de las empresas y de algunos gobiernos que ven con claridad que esta es una oportunidad de desarrollo para su gente.

Las habilidades y capacidades que requiere la minería del Litio, la del Cobre y la del Oro están cambiando todos los días. Ni que hablar la de la que involucra a la minería no metalífera.

Todo esto ha quedado en evidencia luego de una etapa en la que la minería argentina estuvo tratando de sobrevivir. Pero un cambio en el mundo y sobre todo en la región que puso al país en la mira de casi todas las inversiones mineras, las empresas, los proveedores y los gobiernos.

La minería necesita trabajar fuertemente en desarrollar esa mano de obra calificada muy cerca de los sitios donde se ejecutan las operaciones.

La capacitación tiene un rol primordial en el logro de tareas y objetivos de una empresa. En la actualidad, los cambios tecnológicos propician espacios laborales en constante transformación, por lo que una herramienta indispensable para esto es el aprendizaje continuo.

La capacitación permite a los colaboradores de una empresa tener vigencia en sus áreas y además, les brinda la oportunidad de desarrollar e innovar en sus procesos de trabajo.

En la actualidad los equipos de trabajo requieren herramientas, conocimientos, actitudes y habilidades que les permiten interactuar en el espacio laboral. De igual manera, la capacitación ayuda a que las personas puedan cumplir con el trabajo y las tareas que se espera de ellos.

La relevancia que tiene la formación constante en las empresas es que permite que los colaboradores puedan adquirir y actualizar conocimientos teóricos y prácticos, proveyéndoles de diferentes elementos, por ejemplo:

  • Incrementa su desempeño en la compañía
  • Fortalece su capacidad de respuesta ante los posibles cambios del entorno y requerimientos laborales
  • Los prepara para cualquier desafío que se presente en su espacio laboral
  • Genera mayor confianza en el equipo de trabajo

Desde Sergio Goldemberg consultores nos encontramos abocados y especializados en la solución de estos problemas, convencidos que este es el camino para el desarrollo de la actividad y de nuestra gente.

*Titular de Goldemberg RRHH, consultora especializada en Minería,Oil & Gas.

Deja una respuesta