_PrincipalEconomía

El INPRES sugiere hacer mejoras en el diseño técnico de varias obras del proyecto Josemaría

Distintos organismos públicos nacionales y provinciales están evaluando el Informe de Impacto Ambiental (IIA) que presentó Lundin para el proyecto Josemaría. En ese sentido es que se conoció que uno de ellos, el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES) sugirió que se introduzcan mejoras en la ingeniería e infraestructura que tendrá el futuro dique de colas.

Si bien todavía no hay ninguna definición y se está solicitando mayor información para poder hacer las evaluaciones a conciencia, la primera sugerencia que hizo ese organismo fue la de colocar dos acelerógrafos en importantes muros que tendrá el dique de cola.

Según explicó a Minería & Desarrollo el jefe de Estructuras del INPRES, Rodolfo García, “el depósito de cola se conforma por algunos sectores cuyos cierres son las propias montañas y tres muros. Uno principal, que es el más grande de los tres, además hay un muro sur y un muro norte”. Son justamente esos tres muros los que conforman el cierre de esa cubeta que contendrán los residuos del material una vez extraído.

Desde el organismo aseguran que dos de esas estructuras, el muro principal y el sur, son puntos donde tiene que estar enfocado el monitoreo sísmico, a través de acelerógrafos.

“En estos dos puntos habría que colocar instrumentos, en el coronamiento del muro y en la zona cercana que se llama campo libre para que tome la acción sísmica sin interferencia de las respuestas de la estructura que está monitoreando” aseguró García.

Asimismo, el profesional remarcó que el proyecto todavía está en proceso de evaluación y estas son algunas de las sugerencias que se darán cuando termine esta etapa.

“Cuando estén los informes finales, esa es la recomendación o sugerencia que se le da a la autoridad minera en relación al proyecto. A partir de ahí, de esos informes, la autoridad minera aprueba o no la DIA”, aclaró.

El Instituto Nacional de Prevención Sísmica es uno de los entes que participa en la comisión evaluadora del proyecto Josemaría. Tal como lo hizo con Pascua Lama, Veladero, Casposo y Gualcamayo, la entidad revisará todos los aspectos relacionados con la sismología y la ingeniería sismo resistente de la mina que se ubicará en Iglesia.

En ese sentido, se conoció que se están pidiendo nuevos estudios a la empresa que no fueron incluidos en el Informe de Impacto Ambiental. Se trata de una metodología de trabajo típica en los procesos de evaluación ambiental cuando la autoridad requiere análisis completos o complementarios a los ya presentados por la empresa.

“En invierno es difícil trabajar por las bajas temperaturas, por las precipitaciones níveas. Hay estudios que se tienen que terminar en esta nueva temporada invierno-primavera que se aproxima. Necesitan hacer más estudios para poder terminan con esta información que se requiere desde la comisión evaluadora” sentenció.

Deja una respuesta